top of page

Toxinas en el tocador... ¡Identifícalas con Facilidad!

Amantes de la belleza, ¡bienvenidos por aquí!


Hoy vamos a explorar un tema importante que afecta nuestro cotidiano: ¡las temidas toxinas en nuestros productos cosméticos! Pero, no te preocupes, te explicaré todo de manera sencilla y divertida para que puedas identificar y evitar estas criaturas malévolas en tus cosméticos.


Así que, ¡comencemos!



Primero que todo, quiero asegurarme que comprendas de que el hecho que un producto esté categorizado como "vegano" no quiere decir que esté libre de toxinas. Esta etiquita lo que quiere decir es que el producto no ha sido testeado en animales, ni contiene ingredientes de origen animal. Sin embargo, puede contener ingredientes muy nocivos para la salud.


Historia de los cosméticos


El uso de productos cosméticos y perfumes se remonta a muchas culturas ancestrales, como la egipcia, griega, romana, etrusca y bizantina. Aunque en muchos casos el empleo de cosméticos estaba vinculado a la realización de rituales religiosos, muchas veces eran empleados para mejorar la piel y el aspecto físico. Sin embargo, es importante destacar que en el pasado, incluso se empleaban ingredientes nocivos para la salud, como el mercurio.


Con el paso del tiempo, a partir del siglo XX, el uso de cosméticos se popularizó y hoy en día se han convertido en productos casi indispensables en nuestros hogares. Sin embargo, el desarrollo de la industria química ha llevado a un aumento de componentes químicos en estos productos, que se encuentran presentes en nuestra vida diaria. Sorprendentemente, hasta ahora se han identificado más de 12000 químicos sintéticos en los cosméticos, muchos de los cuales están aprobados para su uso; no obstante, menos del 20% ha sido considerado seguro, según la activista y especialista en químicos, Annie Leonard.


A pesar de los estudios que demuestran la toxicidad de algunos de estos productos, tanto los fabricantes como las autoridades competentes suelen escudarse en la falta de pruebas suficientes, lo que resulta en la continua presencia de sustancias perjudiciales para nuestra salud y el medio ambiente en la mayoría de los productos que utilizamos. Es crucial que como consumidores estemos informados y conscientes de los ingredientes que componen nuestros productos de belleza y que exijamos una mayor regulación y transparencia en la industria cosmética. Nuestra salud y bienestar merecen ser protegidos, y es momento de tomar medidas para garantizar que los cosméticos que utilizamos sean seguros y respetuosos con nuestro cuerpo y el medio ambiente. ¡Juntos podemos impulsar un cambio positivo en la industria de la belleza!


Perturbadores endocrinos


Es común creer que al ser de uso externo, el riesgo es menor. Sin embargo, la realidad es que la mayoría de estos compuestos penetran a través de la piel y las mucosas, ingresando a nuestro torrente sanguíneo y pudiendo acumularse en nuestro organismo.


Un perturbador endocrino es un compuesto químico que una vez que ingresa al organismo altera la homeostasis hormonal y ocasiona consecuencias a corto y largo plazo en la salud del individuo. La homeostasis es la condición de funcionamiento óptimo para el organismo, y al estar alterada, es más difícil que el organismo regrese a su estado de equilibrio normal, es por ello que las consecuencias en la salud no se pueden negligir.


Además, es importante considerar que la presencia de estos ingredientes tóxicos en productos como protectores solares, bronceadores, geles de ducha, champú, pasta de dientes, exfoliantes, entran en contacto con el medio ambiente, perturbando el sistema endocrino de las especies marinas y reduciendo así su capacidad para reproducirse.


David Suzuki, el científico y activista ambiental cuyo trabajo se ha enfocado principalmente en la protección de los océanos, ha identificado 12 compuestos químicos presentes en los productos de tocador que son altamente nocivos para la salud, tanto de la especie humana como la animal.


Aquí te comparto la lista de estos compuestos y una forma fácil para que logres identificarlos en tu próxima compra:




Parabenos - El Intruso Esquivo:

Los parabenos son conservantes que se esconden en muchos productos para el cuidado de la piel y el cabello. ¿Por qué se consideran tóxicos? Estudios han sugerido que pueden interferir con el sistema hormonal humano. ¡Mantente alerta y busca palabras como "metilparabeno" o "propilparabeno" en las etiquetas para mantener a estos chicos fuera de tu rutina de belleza!


Ftalatos - El Vengativo Camaleón:

Los ftalatos son astutos y pueden ocultarse en perfumes, lacas de uñas y productos para el cabello. ¿Por qué son considerados tóxicos? Se les ha relacionado con posibles efectos negativos en el sistema reproductivo y hormonal. ¡No te preocupes! Los identificarás por nombres como "DEP" o "DBP". ¡Sé inteligente y mantén estos malvados lejos de tus hermosas uñas!


Sulfatos - El Malévolo Limpiador:

Estos tipos no son tus amigos. Los sulfatos se encuentran en champús y limpiadores faciales y pueden dañar nuestra piel y cabello. ¿Por qué se les considera tóxicos? Pueden ser irritantes y eliminar los aceites naturales de la piel. ¡Mira las etiquetas y dile "no, gracias" a los sulfatos!


Triclosán - El Astuto Antibacteriano:

Este intruso se cuela en pastas de dientes y jabones antibacterianos. ¿Por qué se le considera tóxico? Se ha asociado con posibles efectos adversos en el sistema endocrino. ¡Pero no te preocupes! Búscalo en la lista de ingredientes y elimínalo de tu vida cotidiana.


Formaldehídos - El Esquivo Conservante:

Los formaldehídos son conservantes que pueden estar ocultos en productos para el cuidado del cabello y esmaltes de uñas. ¿Por qué se consideran tóxicos? Pueden ser irritantes y se clasifican como posibles carcinógenos. ¡No dejes que estos escurridizos entren en tu rutina de belleza!


PEG Compuestos - Los Encantadores Químicos:

Los compuestos de PEG se encuentran en muchos productos cosméticos. ¿Por qué se consideran tóxicos? Pueden contaminarse con subproductos dañinos y penetrar la piel, causando irritación y sensibilidad. ¡Mejor evita estos encantadores y busca opciones más seguras!


DEA - El Sigiloso Regulador de pH:

El DEA es un regulador de pH que puede estar escondido en champús y productos para el cuidado de la piel. ¿Por qué se le considera tóxico? Puede reaccionar con otros ingredientes y formar nitrosaminas, que son posibles carcinógenos. ¡Mantén a este sigiloso alejado de tu cuero cabelludo!


Siloxanos - Los Misteriosos Silicones:

Los siloxanos se encuentran en productos para el cuidado del cabello y la piel. ¿Por qué se consideran tóxicos? Algunos tipos de siloxanos pueden acumularse en el medio ambiente y en el cuerpo humano. ¡Elige productos sin estos misteriosos ingredientes!


BHA y BHT - Los Antioxidantes Dudosos:

El BHA y el BHT son antioxidantes que pueden encontrarse en labiales y productos para el cuidado de la piel. ¿Por qué se consideran tóxicos? Han sido relacionados con posibles efectos negativos en el sistema endocrino y pueden ser irritantes para la piel. ¡Mejor evita estos dudosos antioxidantes!


Petrolato - El Furtivo Derivado del Petróleo:

El petrolato se encuentra en productos para el cuidado de la piel y labiales. ¿Por qué se le considera tóxico? Puede obstruir los poros y atrapar toxinas en la piel. ¡Opta por ingredientes más saludables y di adiós al petrolato!


P-fenilendiamina - El Peligroso Tinte para el Cabello:

La p-fenilendiamina se utiliza en tintes para el cabello. ¿Por qué se considera tóxico? Puede causar reacciones alérgicas graves en algunas personas. ¡Siempre realiza una prueba de parche antes de usar tintes para el cabello!


Plomo - El Sigiloso Metal Pesado:

El plomo es otro enemigo que debemos mantener fuera de nuestros lápices labiales y maquillaje. ¿Por qué se le considera tóxico? Es un metal pesado que se acumula en el cuerpo con el tiempo y puede ser perjudicial para la salud. ¡Asegúrate de que tus productos estén libres de plomo y lucirás aún más radiante!


Óxido de Zinc, Dióxido de Titanio y Aluminio - Los Vigilantes de la Protección Solar:

Estos ingredientes a menudo se encuentran en protector solar y maquillaje mineral. ¿Por qué se consideran tóxicos? Algunas formas de óxido de zinc y dióxido de titanio pueden ser irritantes para la piel, mientras que el aluminio se ha asociado con posibles efectos negativos en la salud. ¡Opta por versiones seguras y sin nanopartículas para una protección solar confiable!





Recuerda, ¡no tienes que ser una científica para mantenerte alejado de estas toxinas! Sé un detective curioso y lee las etiquetas. Opta por marcas que sean transparentes y utilicen ingredientes naturales. Tu piel, tu cabello y el planeta te lo agradecerán.


Así que, ¡manos a la obra! ¡Arma tu equipo de cosméticos saludables y presume de tu conocimiento sobre toxinas con tus amigos! Chequea nuestros productos libres de toxinas en nuestra Eco-Shop ;)


¡Tú tienes el poder de cuidarte y brillar sin sustancias tóxicas en tu rutina de belleza!


¡Adiós toxinas, hola belleza natural! 💄🌿

Comments


bottom of page